Inicio

Lugares de interés


Inicio

Poblado neolítico de ca n'Isach

En Palau-saverdera encontraréis el único poblado Neolítico (4.600a.C) recuperado y visitable de toda Catalunya. El yacimiento está formato por una cabaña reconstruida y por los restos de cinco cabañas originales. También hay cisternas, silos y hogares, que dan una idea de los cambios que comportó el paso del Paleolítico al Neolítico, de la vida nómada a la sedentaria, de la pesca y la caza al almacenamiento de los recursos naturales. El poblado fue descubierto el 1987 cuando se abrían las primeras calles de la urbanización del Mas Isach. Aquí se han encontrado piezas de cerámica, herramientas hechas de roca pulida y útiles de sílex. El poblado está emplazado a la calle Bélgica, muy cerca del límite con Pau. Si lo queréis visitar, tenéis que contactar con el Ayuntamiento. Haga clic aquí si quiere más información.

Inicio

Ermita de Sant Onofre

La ermita de Sant Onofre, ya citada en 1362, está situada a unos 400 metros de altura y es visible desde toda la llanura ampurdanesa. Fue levantada por los feligreses en el siglo XIV en un lugar de devoción y peregrinaje donde los palauenses iban a pedir buen tiempo para salvar las cosechas. Cuenta la leyenda que un pastor encontró una imagen de Sant Onofre en una cueva cercana a este lugar, que la bajó hasta la iglesia del pueblo y que, al día siguiente, la imagen ya volvía a estar en la cueva. Admirados por el prodigio, los feligreses construyeron la ermita. Cada año, por la segunda Pascua, los palausenses hacen una romería hasta esta ermita, acompañada de una comida popular y de un baile de sardanas. Si sois visitantes, no os perdáis la excursión a pie de Palau a Sant Onofre.

Inicio

La Torre del Reloj

Antigua torre de defensa que se levantó para proteger el primer castillo de Palau, que estaba situado por encima de la plaza Mayor, entre el torrente del Sant Pare, la calle de la Plaza y la calle del Rall. Era una torre aislada, que a finales del siglo XIV se anexó al segundo castillo de la población, conocido popularmente como el castillo de Can Mèssio, este ya situado por debajo de la plaza Mayor. En 1855, la torre se reformó para colocar el reloj que le da el nombre. En 1970 se remolinó y se blanqueó y, a finales de los 80, recuperó la fachada de piedra vista. Durante unos años, se usó esta torre como punto de venta de pescado. Actualmente es de titularidad municipal y su reloj continúa marcando las horas en la parte alta del pueblo.

Inicio

El museo rural de Can Caussa

Si queréis disfrutar de una impresionante colección de objetos antiguos, debéis contactar con el sr. Francisco Caussa (tel. 972 53 02 81) para que os abra las puertas de su casa, en la calle de la Iglesia número 3. Toda una vida dedicada al coleccionismo os permitirá observar, entre otras cosas: cántaros, jarros, orinales, cerámicas diversas, objetos de vidrio, cornetas, microscopios, tijeras, máquinas de cosechar aceitunas... Entre los objetos más curiosos hay: un 'maridet' (brasero de cerámica que mantenía el calor debajo de las faldas de las mujeres), una máquina eléctrica para fabricar zuecos, sillas de seis patas, un guante para desgranar mazorcas y un meteorito. 

 

Inicio

Plaza mirador, el balcón de l'Empordà

Esta plaza es un homenaje a los 21 palauenses que murieron durante la Guerra Civil y por esto hay un monumento de Bonaventura Ansón, dónde están grabados los nombres de todos los vecinos del pueblo que murieron por causa bélica entre el 36 y el 39. La plaza es también una fantástica atalaya desde dónde se puede contemplar una espléndida síntesis del paisaje ampurdanés: el mar, con la bahía de Roses en primer término; la llanura, con el protagonismo indiscutible de los Aiguamolls de l’Empordà, y la montaña, prácticamente toda dentro del parque natural del cabo de Creus. 

Inicio

El castillo de los Vilamarí

Este castillo se levantó entre los siglos XIV y XV por orden de los señores de Vilamarí. La fortaleza se anexó a lo que hoy conocemos como la Torre del Reloj, que era una construcción defensiva de un castillo anterior. Los Vilamarí vendieron el castillo a los Vilarig (1548) y estos esculpieron su escudo en una piedra que todavía hoy es visible. Pasó a manos de los Lanuza y de los condes de Plasència, pero el castillo fue perdiendo importancia estratégica. En el s.XVIII ya estaba arrendado a unos masoveros que lo explotaban como una finca rural y esto comportó los primeros cambios estructurales. En el siglo XX el castillo fue adquirido por particulares. En los años 60, se levantó un bloque de pisos sobre lo que había sido el patio de armas. La Torre del Reloj y dos torres redondas integradas dentro de una propiedad privada son el único testigo de la antigua fortaleza.

Inicio

La iglésia románica de Sant Joan

Es un templo de planta basilical con tres naves paralelas y tres ábsides semicirculares de estilo románico lombardo. La iglesia se levantó entre los años 1022 y 1070 sobre una antigua villa romana y ha experimentado importantes transformaciones. En 1899 se añadió un pórtico debajo del campanario y se tapió la primitiva puerta de acceso lateral. Una gran reforma hecha en 1981 sirvió para derribar este pórtico y para recuperar el acceso por la antigua puerta lateral. La iglesia está dedicada a Sant Juan Bautista y por esto el pueblo celebra la Fiesta Mayor de verano cada 29 de agosto, cuando se conmemora la degollación de este santo. Si queréis visitar la iglesia por dentro, contactad con el Ayuntamiento y os acompañarán. 

Inicio

La sala Vilamarí, en el hotel de entidades

En el hotel de entidades, calle Nou 49, encontraréis la sala Vilamarí, un espacio dedicado a la historia del pueblo y muy particularmente a las gestas de la familia Vilamarí, señores de Palau-saverdera durante la Edad Media. Encontraréis aquí una imponente reproducción del sarcófago de Bernat II de Vilamarí (1448-1516), capitán general del ejército marítimo de la corona de Catalunya y Aragón. Vivió en el castillo del pueblo y es un personaje clave para entender la expansión catalana por el Mediterráneo. Combatió naves turcas, persiguió corsarios, participó en la Guerra Civil catalana con un sitio al puerto de Barcelona y luchó en el norte de África a las órdenes del cardenal Cisneros. Su abuelo, Bernat I de Vilamarí (1403-1463) fue el responsable de la conquista de la isla griega de Castellroig, a 100 kilómetros de la isla de Rhodes, que marca el límite oriental de la expansión catalana por el Mediterráneo. 

Inicio

La Cooperativa, entidad histórica

La Cooperativa Agrícola de Palau-saverdera se constituyó el 1933 e inicialmente se estructuró en tres secciones, una dedicada al aceite; otra a los cereales y la tercera, al vino. El 1955, un año antes de la gran helada que acabó con buena parte de los olivos, la mitad de los campesinos palauenses estaban afiliados a la Cooperativa y aquel año se obtuvieron 122.419 litros de aceite. Hoy la Cooperativa está especializada únicamente en la producción de aceite y cuenta con unos cuarenta socios. La producción oscila entre los 50.000 litros del 2011 y los 22.000 litros del 2012. En la tienda de la Cooperativa podéis comprar aceite, vino y toda clase de productos de la tierra. En invierno, está abierta de lunes a sábado de 9h a 13h y de 15h a 19h y los domingos y festivos de 9.30h a 13.30h. En verano, está abierta de 9h a 21h. 

Inicio

La font de Dalt, agua codiciada

El agua de la Font de Dalt es un atractivo de primer orden para muchas personas que vienen de fuera, la recogen en garrafas y se la llevan a su casa. Es un agua de gusto neutro y de gran frescor, que gusta a todos los paladares, a pesar de que no tiene ninguna garantía sanitaria. El agua brolla en un manantial próximo y llega hasta la fuente a través de una canalización artificial enterrada. La fuente ya existía en 1771 porque esta fecha está grabada en una roca próxima al caño, pero sus orígenes se pierden en la historia. Hasta que no se inauguró la red pública que lleva el agua a las casas, la Font de Dalt, junto con la Font Mallola, eran lugares habituales de abastecimiento de agua para muchos palauenses. Destaca en este espacio un bebedero y un lavadero público, que reciben las aguas sobrantes de la fuente. 

Inicio

El Ayuntamiento, en los antiguos colegios

El Ayuntamiento de Palau-saverdera es un edificio del arquitecto Francesc de Paula Nebot, que se inauguró el 13 de mayo de 1920 y que se usó como escuela, con alguna interrupción, desde el año de su inauguración hasta 1999. En 1994 empezaron las obras para convertir el edificio en la Casa de la Villa y el colegio se trasladó, temporalmente, al Centro Cívico. El 5 de febrero de 2005 se inauguró el nuevo ayuntamiento, con el inmueble completamente adaptado a las nuevas necesidades. El horario de atención al público es de lunes a viernes, de 8h a 14h. Podéis contactar a través del teléfono 972 55 23 37 o a través del correo electrónico: ajuntament@palausaverdera.cat 

Inicio

Piscina municipal La Fresca

La piscina municipal de Palau-saverdera, denominada La Fresca, está situada en la avenida del Mas Oriol, entre el colegio y el campo de fútbol. La instalación está abierta desde los primeros días de junio hasta septiembre. Hay servicio de bar y de restaurante y es el lugar dónde se concentra la mayoría de la gente en verano para pasar un buen rato. Habitualmente se celebra la verbena de Sant Juan y muchos actos de la Fiesta Mayor de verano (29 de agosto). Cuenta con uno vaso de agua de 25 metros de largo y otro, más pequeño y menos hondo, para niños. Encontraréis en esta instalación espacios sombríos y soleados, según vuestras preferencias, vestuarios para cambiaros y unas espléndidas vistas a la llanura. 

Inicio

San Salvador y el salto de la reina

Cuenta la leyenda que una reina mora que vivía en el castillo de San Salvador de Verdera se vio perdida por el avance de las tropas cristianas durante la reconquista y decidió saltar al vacío con su caballo blanco. Otra versión de la misma leyenda dice que fue una reina cristiana, la cual, en una situación similar a la anterior, pero con los papeles invertidos, decidió saltar con su caballo por el barranco. Una tercera versión dice que fue una hija del conde de Empúries, enamorada de un pastor de la montaña, quien prefirió saltar, antes que hacer frente a la reprimenda de su padre por haberse enamorado de una persona tan humilde. En cualquier caso, las noches de verano, cuando no sopla el viento, todavía se escuchan los lamentos del alma en pena de la chica. 

Turisme Palau-saverdera - Carrer Nou 15 - 17495 Palau-saverdera (Girona) - Tel. 972 55 23 37 - ajuntament@palausaverdera.cat - Nota legal
Gestor web Comunicatek
Este sitio web utiliza cookies. Si hay todavía vela consideraremos que usted está de acuerdo con su uso. Más información sobre cookies